Gracias doy a la desgracia y a la mano con puñal

Gracias doy a la desgracia y a la mano con puñal

Hay que distinguir estas pérdidas de las simples ausencias. Estas, que ciertos recomiendan como una forma de revitalizar la relación matrimonial, hacen que los dos estén deseando la vuelta como un acto placentero para rencontrar a la persona amada, volver a sentir el placer, volver a estar juntos.